BIOS: Un viaje por la biodiversidad de México

Author: Anónimo (no verificado) Fecha:Enero 23, 2018 / Etiquetas: Biodiversidad, méxico, Documental, Cine, conservación
mariposa bios méxio monarca

BIOS es una serie documental publicada en el año 2015 que muestra las maravillas naturales de México, sus historias y las personas que velan por su conservación. Se trata de un esfuerzo conjunto del Canal 22 y CONABIO (Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad). Desde los santuarios de las mariposas monarca a la belleza silenciosa de las dunas del desierto de Sonora, estos siete capítulos exploran paisajes mágicos que hacen parte del patrimonio de la humanidad y muestran la forma en que se han transformado. ¿Cómo hallar un equilibrio entre la conservación de la biodiversidad y el desarrollo humano? Tal es la pregunta que BIOS se plantea.

Las alas del sol trata sobre la reserva de las mariposas monarca en el corazón de México.

Cancún, la playa que reemplazó a Acapulco, arrincona con sus millones de turistas a la selva de Quintana Roo en este capítulo titulado Las puertas del cielo.

La Reserva de los Montes Azules protege la Selva Lacandona. Millones de hectáreas explotadas durante décadas, hoy son El corazón del monte.

Un tal Adams preguntó al dictador mexicano Santana qué masticaba y nunca se le olvidó su respuesta: es chicle. Casi un siglo después, las selvas chicleras de México son reservas de biodiversidad que sobrevivieron a la sobreexplotación del látex para hacer los Chicles Adams.

Las ballenas grises fueron llevadas al borde de la extinción en el siglo antepasado, El Vizcaíno es una reserva que protege las pocas que quedan. Este es un documental sobre El santuario de gigantes.

El Valle de los Cirios, en Baja California, es el hogar del borrego cimarrón, una especie en extinción que antes dominaba el paisaje norteamericano. Hoy la caza regulada ofrece una oportunidad para los habitantes del desierto y la supervivencia de este animal.

Puerto Peñasco es una tumba de cemento: inmensos edificios abandonados que susurran las promesas de un pasado incumplido como centro turístico. Hoy, la ciudad es un deshuesadero entre las arenas de Sonora, el desierto con mayor biodiversidad en toda Norteamérica.

ALIADOS