El ingeniero que construyó su propia pierna

Author: Anónimo (no verificado) Fecha:Septiembre 02, 2018 / Etiquetas: Biomecánica, SENA, Prótesis

Helmut Alexander Rubio es ingeniero, él resuelve problemas prácticos. Por eso, cuando perdió su pierna, decidió construirse una con ayuda de su ingenio, curiosidad y resiliencia. Helmut se especializa en telecomunicaciones inalámbricas y trabaja en la Universidad Autónoma de Occidente como docente investigador. Sin embargo, su vida viró con un accidente de tráfico que lo dejó amputado de su pierna derecha. Helmut dice que hay que “usar la ciencia para no quedarse atrás”.

Una vez rehabilitado de su accidente, Helmut se decepcionó con las opciones que tenía: las prótesis disponibles en Colombia eran o muy costosas o engorrosas y poco estéticas; de una espuma trabajada en masas que se deteriora fácilmente. Helmut, ni corto ni perezoso, llevó su rehabilitación más allá: decidió diseñar una prótesis estética, ligera y barata, que con ayuda del Tecnoparque SENA pudo hacer realidad. Su prototipo es una prótesis impresa en 3D con una cubierta ornamental intercambiable que permite cubrir la prótesis del diseño que uno quiera.

Además de diseñar este prototipo de una prótesis económica y accesible, Helmut es un consumado aficionado del ciclismo. Siempre deportista, Helmut afirma que sin una vida dedicada al deporte su rehabilitación hubiera sido mucho más difícil, su caminata, sin embargo, es más firme que la de muchos: sólo cuando confiesa su situación de discapacidad es que es posible darse cuenta que le falta una pierna. Si uno se lo encuentra en las escaleras, es otra historia, tiene que descender de lado y lentamente, ya que las prótesis de uso diario no tienen flexibilidad en el tobillo. Esta complejidad es la que enfrenta Helmut a la hora de vivir su afición al ciclismo: las articulaciones son difíciles de simular con materiales distintos a la carne, piel y tendones humanos. El equipo de Helmut logró diseñar una de titanio e imanes, costosa, pero que permite usar una bicicleta y abre las posibilidades para la movilidad de amputados. Sin embargo, admite Helmut, necesita trabajo. Conociendo a Helmut, nada lo detendrá para lograr su camino, él hace camino al andar, así tenga que construir sus propias piernas.

ALIADOS