Fórmulas de Cambio: Sideltic, energía limpia

Author: Anónimo (no verificado) Fecha:Febrero 14, 2018 / Etiquetas: Energías Limpias, Café, La Plata, huila, Colombia, Sideltic
Fórmulas de Cambio: Sideltic- Energías Limpias

La energía solar es perfecta para la población de La Plata, Huila. El clima es cálido y el cielo, despejado, entre dos cordilleras. El problema son los paneles solares: hechos con componentes como el galio o el arsenio, los productos comerciales asequibles tienen una vida corta –menor a 10 años- y contaminan el suelo cuando son desechados. Este no es un problema para Pablo Bernal y un grupo de estudiantes de la institución educativa San Sebastián, que fabricaron un sistema de generación de energía solar reciclando el aluminio de las latas de cerveza que se botan todos los días.

Los estudiantes pintan las latas de negro y las ubican en varias hileras dentro de un cajón cerrado con un panel de vidrio. El sol calienta la superficie del panel y el aluminio de las latas lo absorbe rápidamente. Esto crea un efecto invernadero dentro del panel, que acumula una gran energía térmica. Esa energía no hace nada por su cuenta, necesita transformarse para poder ser usada y crear electricidad. Esto es posible gracias a un motor Stirling, inventado en 1816, que usa la diferencia en temperaturas de un fluido (en este caso, el aire dentro del panel) para generar energía mecánica.

Estos paneles son más que un experimento de colegio. Para incentivar la producción de café de una manera más amigable con el ambiente, estos 35 jóvenes crearon el grupo de investigación Sideltic para explorar cómo se pueden mejorar las condiciones de los caficultores de La Plata, Huila, a través de la ciencia. Formularon un proyecto de reciclaje y reutilización para obtener energía limpia, que los llevó a participar en el VI Encuentro Nacional Ondas, Yo amo la Ciencia 2016 de Colciencias. Los estudiantes crearon el prototipo de una secadora de café tipo torre que aprovecha el panel para acelerar el proceso de secado de los granos de café. Esto es un motivo de orgullo para el profesor Pablo Bernal, que es caleño, pero vivió en el campo desde muy pequeño y conoce a la perfección los procesos de la caficultura. 

Los estudiantes también hablan con orgullo de su proyecto. Muchos ven la dependencia de la energía hidroeléctrica como un problema ambiental. El proyecto de El Quimbo, para ellos, ha traído dificultades sociales y ambientales a la región. Eso los motiva a seguir estudiando formas alternativas de energía que sean eficientes y amigables con el medioambiente. El maestro Bernal dice que los sueños de sus estudiantes a veces suenan imposibles, pero afirma, con convicción, que “no necesitamos estar en los mejores laboratorios del mundo para hacer ciencia, para investigar, para hacer soluciones”.

Los estudiantes de San Sebastián y el maestro Bernal hacen parte de las Fórmulas de Cambio de Colciencias y Todo es Ciencia con Sideltic. Para ver otros proyectos que cambian el mundo con el poder de la ciencia, aquí está la serie web completa:

 

 

ALIADOS